15/7/11

El cansancio me inunda, la felicidad me envuelve!!

He estado desconectada del mundo virtual por algún tiempo.  Realmente no desconectada, es más acertado decir, que me he encontrado visualizando todo desde las sombras.  Me he enterado de los diferentes sucesos, pero pocos me han visto.  

El cansancio me embarga en estos días.  Nunca imaginé la magnitud de ser madre.  El tiempo que un pequeño ser requiere, o exige.  He de confesar que lloré algunas noches en mis primeros días de esta nueva vivencia; sin embargo, existe un sentimiento mucho mayor, tanto que opaca toda sensación de malestar.

Veo a ese bebé que estuvo en mi vientre durante nueve meses y no lo puedo creer.  Todas sus formas son perfectas, una perfección en miniatura.  Cuando le doy de comer, sus ojos se posan en mi.  Cuando cambio su pañal, no deja de observarme.  Cuando le hablo, ríe  balbucea, trata de contestarme.

Me reconoce, no puedo creerlo.  Y cuando entendí esa conexión, que nadie más que yo podrá tener con él, lo amé aún más (si es posible hacerlo).

El cansancio me inunda,si.  Pero la felicidad me envuelve, me llena, me renueva, me rejuvenece.

No hay comentarios:

Publicar un comentario