24/3/11

Lectura desde el vientre

Debo confesar que he disfrutado estos siete meses de embarazo. Soy una lectora empedernida y aunque los efectos del sueño que trajo el embarazo afectaron mi ritmo de lectura, no me limité en buscar información relacionada con el período de gestación y todo lo que debía hacer al respecto para que este corto tiempo fuera placentero y a la vez ayudara en el crecimiento y estimulación del bebé.

Como escribí en el párrafo anterior, soy una amante de la lectura, pero no tengo estudios en pedagogía o pediatría, así que si alguien estudioso en la materia me honra leyendo este blog y desea dejar un comentario al respecto, no dude que lo valoraré en extremo.

Algunos creerán que estoy loca cuando caminando por la calle, voy acariciando mi vientre y hablando sola - claro está que no lanzo palabras al aire, palabras que se pierdan con el viento, no- lo cierto es que hablo a mi bebé. Generaciones anteriores, probablemente no estaban acostumbradas a realizar estos actos de locura, pero a mi me fascina hacerlo.

Además de esto, coloco música muy cerca de mi vientre y también leo en voz alta para que mi bebé pueda escucharlo y me he quedado asombrada de sus rápidas respuestas. En un momento puede estar totalmente tranquilo y al escuchar mi voz, o la música que regularmente le dejo escuchar, salta rápidamente y responde con continuos movimientos. Uno de mis propósitos como madre, es inculcar ese maravilloso pero tan escaso hábito- la lectura - y he pensado en que sería excelente hacerlo desde ahora. ¿Por que no iniciar desde ya?

¿Estará esto considerado como parte de la estimulación temprana, o estoy adelantándome demasiado? sea verdadero o falso, lo cierto es, que disfruto este tiempo personal con Diego, esa complicidad, ese vínculo desde ya establecido.

Me encantará leer sus comentarios. Quienes ya son madres, o están en ese proceso divino de la gestación, me entenderán seguramente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario