14/4/10

Punto de partida



Me gusta pensar en la vida como si fuese un árbol, un tronco que con los años se vuelve más resistente, frondoso y cuyas raices se aferran más y más a la tierra; ese tronco que se consolida con los años no me da temor, tampoco sus raíces profundas, al contrario me brindan seguridad, pero sus diversas ramas suelen ser inciertas y correr en diferentes direcciones.

Evaluar las ramas es una historia diferente. Cada vez que me enfrento a un nuevo reto, no tengo la certeza hacia donde se dirigirá, me preocupa; no se si la rama será frondosa y embellecerá el árbol, o si por lo contrario, se convertirá en una carga que lo desequilibre, sin embargo, todo tiene un punto de partida, y este es el mío.

He leído varios de los libros escritos por Francine Rivers, y me gustan particularmente sus novelas. En 1991, escribió "Amor Redentor" (Redeemming Love), la cual me cautivó desde la primera vez que tuve la oportunidad de leerla y después de eso, lo he hecho dos veces más y siempre crea el mismo efecto en mi. Inicié la lectura, creyendo que era una historia de amor filial y me llevé una gran sorpresa, pero me cautivó aún más, cuando conocí el trasfondo de la misma.

Francine Rivers ha escrito diversidad de libros, sin embargo, después de un cambio personal, escribió Amor Redentor, libro que según la autora, marca la línea entre el antes y después de su historia, y aún mejor, lo denomina como su "Prueba de Fé".

Personalmente, me encuentro en esa línea divisoria, y he de dar el paso para avanzar en la búsqueda del sueño que ha nacido en mi. Dar el paso es difícil, es fácil estar en el punto de partida y soñar despierta con el futuro, pero el primer paso . . . hoy declaro este post como mi punto de partida, como mi prueba de Fe personal y como la insignia del comienzo.

Probablemente pasarán muchos años, quien lo sabe, pero cuando pueda regresar y leer este post, me sentiré agradecida y bendecida! Y desde ya, dedico esta nueva aventura a Dios que ha puesto este deseo latente en mi corazón y a mi amado esposo, por quien no me cansaré de agradecer y quien diariamente me motiva y exalta como persona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario